ESAS FRASES...

Un blog de locos del baloncesto. Yo cuento mis ideas, y tú me respondes lo que te apetezca

miércoles, 12 de agosto de 2009

¿Y si fuesemos los Lakers? ¿estaríamos tranquilos?

Somos España, estamos cerca del próximo Eurobasket y hace bien poquito nos sobresaltamos con la lesión de Pau Gasol. Un poco después respiramos aliviados, la lesión en el dedo va para 20 días y apurando apurando va a llegar a un Eurobasket que ansiamos. Ya no nos valen las platas, ni los bronces, tenemos una selección de ensueño y queremos ese maldito oro europeo, esa maldita espinita que debe poner colofón a la mejor generación de nuestra historia, que seguramente aún nos de alguna alegría más.

Destacamos el espíritu de sacrificio de alguien como Pau Gasol, que se ha tragado toda la temporada NBA de inicio a fin, que ha disputado unos PlayOffs durísimos y que quiere más. Y estamos encantados de la vida. Porque somos España.

Sin embargo, en casa de los Lakers supongo que estarán algo más intranquilos. En el fútbol, los clubes españoles y los medios no tenemos ningún inconveniente en hablar del "virus FIFA" cuando un jugador se recorre medio mundo para estar con su selección, y maldecimos cuando ese jugador vuelve tocado de jugar con su equipo. Follones, todos los del mundo, como Messi con el Barça en los pasados Juegos Olímpicos.

Entonces sacamos a la palestra el debate sobre que el club es el propietario del jugador, es el que le paga, es el que debe tener la prioridad...

En la NBA es más que de sobra conocido que pasa algo parecido. Tenemos un caso actual muy claro en los San Antonio Spurs, que maldicen cada día el momento en el que Manu Ginobili se lesionó con Argentina, y que poco menos que montó la guerra mundial cuando vio el mínimo atisbo de lesión de Tony Parker. Saben, como también saben los Lakers, que una lesión de mediana importancia de un jugador tan importante, puede dar al traste con una temporada entera. Algo totalmente lícito, velar por tus propios intereses.

En España, y más en concreto en Valencia recuerdo un caso similar, cuando Ale Montecchia acudió a los Juegos Olímpicos de Atenas 2004. Sus rodillas no estaban en las mejores condiciones, supongo que igual que pasa con Pau Gasol y con Tony Parker en estos momentos. Ale jugó y ganó la medalla de oro, todo un hito para Argentina, y a la vuelta, sus problemas físicos le dejaron casi fuera de combate, algo nefasto para un equipo en el que tendría un rol de base titular.

Todo depende de la piel que llevemos puesta.

10 comentarios:

Jaime dijo...

Está claro que hay muchas lagunas al respecto. También es cierto que esta moneda tiene otra cara: en el fútbol cuando alguien ha renunciado a la selección (cosa que es altamente impensable pero que ha ocurrido con algún nacionalista) se monta un buen follón. En baloncesto, sin embargo, hay una especie de manga ancha para renunciar a jugar con la selección, sobre todo si quieres anteponer tu carrera profesional. No digo que esté bien ni mal, pero se puede. Gasol ya lo hizo en 2005 y esta vez le ha tocado a Calderón. Y en España ocurre poco, que en otros combinados las renuncias son más importantes.

Todo esto viene para añadir más miga al asunto. Que aún se puede complicar más: véase el caso Garbajosa, con seguros implicados etc. El jugador se lesionó jugando con su club y fue la selección quien lo pagó... o fue al revés? Tampoco lo tengo claro.

Sé que no aporto demasiada luz al asunto. Como única conclusión, decir que el baloncesto, a diferencia del fútbol, tiene un calendario internacional mucho más moderado y compatible, y que el riesgo de lesión existe en cualquier ámbito. Está claro que al propietario del contrato un jugador le molesta que se aumente el riesgo de lesión fuera de su ámbito, pero no es menos cierto que el jugador lo último que quiere es lesionarse.

No podemos pretender que el que los clubes impidan a sus jugadores ir a la selección sea una solución, porque entonces o volvemos a la amateurización de las selecciones nacionales como lo fue la de USA hasta hace relativamente poco, o exigimos a las Federaciones que paguen microtraspasos a los clubes para "alquilar" a los jugadores en verano, como hace la WNBA con las jugadoras que tienen sus contratos habituales en clubes de todo el mundo para, en verano, jugar en los Estados Unidos. ¿Acaso esta fórmula no es perjudicial para el club en el que milita la jugadora?

En fin, reflexiones...

Jaime

Pirrimarzon dijo...

Y qué pretendes entonces?? Que no haya enfrentamientos entre selecciones?? Que no participen los NBA?? Yo creo que el sistema en el baloncesto es el ideal, porque los campeonatos entre selecciones ocurren siempre durante los meses de descanso, en el que no se juegan ni la NBA, ni la Euroliga ni las ligas locales. En el fútbol se quejan de que un jugador vuelva lesionado EN PLENA COMPETICIÓN LOCAL, porque entre amistosos, partidos de clasificación y demás, los jugadores se pegan volando media vida. Que pregunten en Sevilla por Mark González, el del Betis. O por los jugadores que en Enero se van a la Copa de África. Eso en baloncesto no pasa.

Little dijo...

que se lo digan a Toronto con Garbajosa....

Me llamaban Ilsa dijo...

te agrego Álvaro a mi lista d blogs! ;)

Me llamaban Ilsa dijo...

te agrego Álvaro a mi lista d blogs! ;)

Jorge dijo...

Entiendo que un jugador debería jugar con su selección siempre que sea llamado, salvo razón médica o personal que justifique lo contrario.

Las razones médicas son fáciles de indicar (lesiones) y las personales casi también (situaciones familiares complicadas). No entiendo el, tengo que descansar que la temporada es muy dura, como justificación.

O renuncias o demuestras compromiso. Antes, cuando un jugador consideraba que ya era hora de cuidarse más en verano, y descansar, simplemente anunciaba su retirada de la selección y no pasaba nada. Por ejemplo, creo que Herreros estuvo en una situación similar, y al final acabó volviendo un verano por petición expresa del entrenador (para jugar en Suecia 2003 si no recuerdo mal).

En cuanto a los equipos, podrán quejarse de que pagan, pero el compromiso de los jugadores con sus paises no tiene que ver con el dinero y debe ser respetado cual pacto no escrito. Si algún equipo no lo entiende así, que no fiche a jugadores potencialmente seleccionables.

Las lesiones se pueden producir en la selección, en los equipos, o jugando a la play (que alguna ha habido). Son riesgos inherentes al juego y aunque puedan perjudicar a unos u otros tienen que ser aceptadas.

Creo que tampoco aporto mucha luz, pero al menos doy mi punto de vista.

Álvaro Martínez dijo...

Pirri, ni mucho menos puedo pretender eso, ya te aseguro yo que no, vaya, seguro que no.

Lo que quiero poner en relieve es que es una lucha de intereses. Un caso muy gráfico lo ha puesto Little con Toronto, que puso todas las reservas a que jugara J. Garbajosa por el estado de su tobillo, y mira, acabó el Eurobasket y Garbo se pasó la temporada en blanco.

O como los Spurs con Ginobili... es que es una tragedia deportiva enorme para la temporada.

Te aseguro, de verdad, que yo disfruto con las competiciones de selecciones, de verdad. Lo que trato es de mostrar las dos caras de esta situación, dos posiciones enfrentadas.

Gracias por participar a todos y que siga, que siga.

PD: Bienvenida Ale :P

jr dijo...

Bueno, contamos con el precedente Messi. El Barça gano la batalla y muy inteligentemente dejó al argentino jugar en Pekín. Ahí doy la razón a Álvaro. Pocas veces te la doy, pillastre!!!

Anónimo dijo...

(Zury) Creo q es una situación muy difícil de solucionar tanto para clubes como para las federaciones y jugadores. Evidentemente se entiende q los jugadores quieran acudir a las competiciones internacionales para defender a su país, ya que, tiene q ser algo único. Pero también veo lógico q a los clubes (q a fin de cuentas son quienes pagan y quienes se tienen q comer luego el contrato del jugador si vuelve lesionado) pongan pegas y quieran sacar tajada. Para mí, es que todas las partes están condenadas a entenderse. Creo q los clubes tienen q acostumbrarse y ceder a sus jugadores para estas competiciones siempre q el jugador esté en plenas condiciones para jugar, porque si no es así, me parece muy bien q entren en juego los seguros porque es una forma de que el club si manda un jugador tocado o recién salido de una lesión reciba una contraprestación porque considero q en este tipo de casos es el club el q tiene todas las de perder. Si el jugador está sana y se lesiona es mala suerte, pero si ya va tocado es otra historia. Vamos creo yo.

NBA LAKERS dijo...

No es para preocuparse. La lesión no es grave, aunque Gary Vitty viajará para corroborar esto jeje.

Hay que estar tranquilo... aunque este tema siempre genera un gran debate...

Saludos!!